Seleccionar página

¿Es la lactancia materna la única opción ? La alimentación de tu bebé

por | Cuidado Familiar, Familia

Tras el embarazo y varios meses de espera, nueve para ser exactos, ha llegado el momento de coger a tu bebé en brazos.

Está tumbado a tu lado y en tu cara se refleja alegría y felicidad, pero también dudas.

Sobre todo si eres primeriza, te surgirán muchas preguntas sobre el cuidado de tu pequeño y su alimentación.

En este punto, debes saber que la alimentación de tu niño es la clave para un buen desarrollo.

Si la opción que has elegido es dar el pecho a tu hijo,  aquí te desvelo  varios mitos sobre la lactancia materna y te aclaro algunas de las dudas más frecuentes.

Ahora es el momento de que sepas, todo lo necesario sobre la lactancia materna.

Los beneficios de la lactancia materna para ti y tu bebé

Efectivamente, la lactancia materna es amor, cariño, calor, vínculo… unión madre y bebé.

Por este motivo, te sentirás identificada con este mágico momento de amamantar.

La leche materna contiene todo lo que tu bebé necesita durante los seis primeros meses de vida, favoreciendo su crecimiento y reforzando su salud.

Hay estudios que demuestran que si alimentas a tu bebé exclusivamente con tu leche hasta que tenga por lo menos tres meses de vida, podrías prevenir que contraiga ciertas enfermedades como catarros, bronquiolitis, neumonía, diarreas, otitis, infecciones de orina, etcétera.

Además de, enfermedades futuras como el asma, alergia, obesidad, o diabetes.

Aparte de los beneficios que la leche materna ofrece a tu bebé, acelera tu recuperación.

Perderás el peso ganado durante el embarazo más rápidamente y de la misma manera, será más difícil que padezcas anemia tras el parto.

También tienes menos riesgo de hipertensión, depresión postparto y cáncer de mama.

Sin olvidarnos nunca, del fuerte vínculo que te ayuda a crear con tu pequeño.

Le harás sentirse seguro en tus brazos y le transmitirás tu cariño y amor, que ayudan en el desarrollo de la personalidad de tu bebé.

¿Cómo debo darle el pecho a mi bebé durante el periodo de lactancia materna?

Desde el primer momento en el que le tengas en los brazos, podrás empezar a amamantar a tu bebé, sin horarios ni tiempos de duración determinados. Deja que el té guíe.

Procura permanecer tranquila, sobre todo si a tu recién nacido le cuesta encontrar tu pezón o mantenerlo en su boca.

Dar el pecho es una labor que exige paciencia y mucha práctica, y nadie espera que sepas hacerlo desde el principio.

Si lo necesitas, no dudes en pedir ayuda a tus profesionales médicos de referencia.

Coloca a tu bebé de manera que todo su cuerpo esté volteado hacia tu cuerpo y  trata de tocar su labio superior con el pezón.

De esta manera, estimularas, el reflejo que le hace buscar el pezón con la boca. Una vez, que haya abierto bien la boca, aprovecha para acercarlo al pecho y empieza amamantarlo.

Recuerda, que en ningún caso debe ser doloroso.

Por lo tanto, si se diera el caso, interrumpe la succión deslizando un dedo entre sus encías y tu pezón y vuelve a repetir el mismo proceso.

Dificultades que podría tener durante la lactancia materna

Aunque la mayoría de las madres recuerdan la lactancia con éxito, algunas veces, durante las seis primeras semanas podrías tener complicaciones.

Estos son algunos de los problemas más comunes:

  • Pezones doloridos.
  • Senos hinchados.
  • Mastitis: Infección en los pechos.
  • No tener suficiente leche.

No te preocupes, todos estos problemas tienen solución, solo tienes que pedir ayuda.

El apoyo que buscas podría estar a tan solo a una llamada.

Estos son algunos de los profesionales a los que podrías recurrir: Médico, matrona, pediatra…

Alternativas a la lactancia materna

Más allá de la lactancia materna, existen otras opciones igualmente válidas, como por ejemplo la leche artificial.

Hay muchas razones por las que una madre puede decidir no dar el pecho y todas ellas merecen el máximo respeto y apoyo.

Por eso precisamente, es importante ofreceros una información sincera sobre cuáles son estas opciones, cuando recurrir al sacaleches o como elegir el biberón adecuado.

La función del sacaleches, es succionar y vaciar el pecho cuando el bebé no puede hacerlo de forma adecuada. En el mercado existen varios tipos de sacaleches.

Las situaciones más comunes para usar el sacaleches o el biberón suelen ser en niños prematuros o enfermos, con malformaciones en la boca, situaciones complicadas por parte de la madre o simplemente, cuando una madre no se siente cómoda dando el pecho.

En InfoFamily te ofrecemos un blog donde podrás conseguir más información sobre este tema y muchos otros para tu familia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Privacidad y Cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies