Seleccionar página

La diabetes: tipos y consecuencias

por | Salud

Gran parte de la población adulta padece la diabetes.

Una enfermedad silenciosa que muchas veces está mal tratada por el desconocimiento y la gran cantidad de información errónea que circula por internet.

A continuación, en el siguiente post te enseñamos las diferentes causas y tipos de la diabetes que existen.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de azúcar en tu sangre son más altos de lo normal.

El azúcar que circula por la sangre es primordial para suministrar energía a las células de nuestro organismo, surge cuando estos niveles se disparan.

La insulina es la hormona que se encarga de regular el azúcar.

En el caso de personas diabéticas, esta hormona no se produce.

Cuando tu páncreas no puede producir insulina o  tu cuerpo no puede hacer un buen uso de la insulina que produce, podrías padecer esta enfermedad.

Si eres incapacidad de producir insulina o de utilizarla de manera eficaz, esto puede provocarte daños corporales.

Lo más recomendable es que acudas a tu centro de salud cuanto antes.

Tipos de diabetes

Es importante saber que la diabetes es un grupo de enfermedades y en él se diferencian principalmente, tres tipos.

Diabetes tipo 1

Generalmente, es causada por una reacción protectora en la que el sistema de defensa de tu cuerpo, ataca a las células que producen insulina.

Hoy en día, todavía se desconoce el motivo de que esto ocurra.

Si padeces una diabetes de este tipo, manifiesta que tu cuerpo produce muy poca o ninguna insulina.

Lo que significa, que necesitarás insulina en forma de inyección diaria, para mantener los niveles de glucosa estables.

Esta enfermedad  puede afectarte a cualquier edad, pero generalmente, se desarrolla en niños o adultos jóvenes.

Actualmente, representa entre un 3-5% de los casos de diabetes a nivel mundial.

Diabetes tipo 2

La mayoría de los casos de diabetes que existen en la población son de este tipo, como mínimo, un 90% de todos casos diagnosticados son de tipo 2.

Se caracteriza por la falta de insulina o la resistencia a ella.

El diagnóstico de la diabetes de este tipo, puede ocurrir a cualquier edad.

A pesar de ello, cada vez se dan más casos entre adolescentes con sobre peso y adultos jóvenes.

La gravedad de este tipo de diabetes es que puedes padecerla y no detectarla durante muchos años, es por eso que se recomienda acudir al médico con regularidad para realizar las pruebas necesarias.

El diagnóstico se hace cuando aparece una complicación o cuando se realiza un análisis de sangre rutinario o una prueba de glucosa en la orina.

A menudo, esta afección puede tratarse mediante ejercicio inicialmente y una dieta equilibrada.

Sin embargo, con el tiempo si la situación no se mantiene las personas tendrán que pasar a la medicación oral.

Diabetes tipo 3 o Gestacional

Se trata de un tipo de diabetes que consiste en altos niveles de glucosa en sangre durante tu embarazo.

Se desarrolla en uno de cada 25 embarazos en todo el mundo y está asociada con complicaciones para la madre y el bebé.

Generalmente, desaparece después del embarazo, pero puede dejar secuelas.

Como por ejemplo, que tus hijos corran un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 más adelante en su vida.

Consecuencias de la diabetes

El exceso de azúcar en la sangre, puede provocarte serios daños en tu organismo.

La diabetes ocasiona daños como:

Enfermedades cardiovasculares

Enfermedades de este tipo, como infartos, insuficiencia cardíaca… son las más habituales en personas diabéticas.

Sobre todo, en aquellas personas con diabetes tipo 2.

Pérdida de visión y ceguera 

El deterioro de los vasos arteriales que nutren la retina, provocan daños como la pérdida de visión.

En el caso más grave, incluso puedes llegar a quedarte ciego.

Pie diabético

Si sientes dolor y reducción de la temperatura en los pies, podrías padecer pie diabético ya que es un sintóma muy representativo.

También puedes sufrir alteraciones en los reflejos, sensación de cosquilleo, sequedad de la piel y heridas que no cicatrizan correctamente.

Todo ello, podría estar relacionado con esta consecuencia de la diabetes.

Disfunción sexual

En el caso de los hombres, si no se controla la glucemia durante un buen periodo, se pueden ocasionar algunas lesiones en el sistema nervioso y circulatorio, provocando problemas de erección.

Daños psicológicos y sociales

Una de las consecuencias más comunes, ya que el hecho de ser diabético no es solo es una enfermedad que afecta a la persona, sino que afecta a todo el entorno social y familiar.

Emociones como miedo, ansiedad, depresión, vergüenza, culpa, resentimiento e ira,  pueden aparecer en diferentes etapas en el curso y la evolución de la diabetes.

En InfoFamily te ofrecemos un blog donde podrás conseguir más información sobre este tema y muchos otros para tu familia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Privacidad y Cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies