Seleccionar página

¡Deja de hacer el gamba y protege tu cuerpo del sol!

por | Salud

Con la llegada del verano y las vacaciones, el deseo de ir a la playa, subir a la montaña y practicar actividades al aire libre aumenta.

En muchas ocasiones, las vacaciones hacen que bajemos la guardia respecto al cuidado de nuestro cuerpo.

Lucir moreno en verano puede hacerte sentir más atractivo y puede ser muy saludable para tu organismo.

Pero,  ¡Cuidado!

Debes hacerlo con una protección adecuada y en su justa medida.

Cómo preparar el cuerpo para el sol

Exponerte al sol sin protección daña tu piel y tus ojos.

Por lo tanto, para poder disfrutar del sol y relajarte, debes tomar las precauciones adecuadas y así evitar sustos y futuras enfermedades.

  • Antes de exponerse al sol

Antes de salir de casa e ir a la playa, piscina, montaña o simplemente de turismo, debes aplicarte la crema solar.

Lo típico que te decía tu madre, antes de salir de casa, hay que ir al baño. Pues con la crema solar ocurre igual.

Es recomendable hacerlo media hora antes.

Incluso en invierno, en la sombra o cuando esté nublado, debes usar crema solar.

Seguramente, habrás visto a algún familiar ponerse moreno bajo la sombrilla y te habrás quedado sorprendido.

Lo cierto es, que el 30% de la radiación pasa a través de ella.

  • El horario más vulnerable para exponerse al sol

Los protectores solares no protegen tu organismo de los rayos UV por completo.

Por eso, es recomendable evitar el sol entre las 11:00h y las 16:00h.

En esos momentos, los rayos UV son tan intensos que, si quieres continuar al aire libre la mejor forma es recurrir a la sombrilla o a la sombra de un árbol, para evitar que no te afecte.

  • Ropa recomendable para mantenerse seguro al sol

No toda la ropa  te protege del sol y tiene la misma composición.

Sin embargo, las camisetas de manga larga o los pantalones largos pueden ayudarte a proteger tu piel del daño del sol.

Usa un sombrero o una visera para ofrecerle a tu cara sombra adicional.

Asimismo, estarás protegiendo tu cuero cabelludo.

En cuanto a la tela de tus prendas, trata de que el tejido sea tupido y usa colores oscuros, ya que ofrecen una mayor protección.

¡Claramente, sin la necesidad de llevar los hábitos de un monje!

Finalmente, y no por ello menos importante, ¡Usa gafas de sol!

Igual que el sol causa daños en tu piel, los causa también en tus ojos.

Los rayos UV del sol son muy perjudiciales para tus ojos y por eso, debes protegerlos bien.

Aunque deberíamos utilizar gafas y especialmente en verano, lo cierto es, que si tienes ojos claros, la tolerancia al sol es peor, por lo que notarás más las consecuencias.

Para asegurarte de que unas gafas de sol te protejan de las radiaciones nocivas, te aconsejo que recurras a la óptica.

Ellos te aconsejaran que gafa se adecua más a tus necesidades.

  • Hidratación

Mantenerse hidratado y beber mucha agua es primordial para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

A lo largo de los meses veraniegos, la temperatura ambiente aumenta considerablemente y tu cuerpo reacciona segregando sudor, para compensar este incremento.

Por eso, en épocas calurosas es recomendable hidratarse y beber más agua de lo normal. Entre 2 y 3 litros al día.

Estas necesidades de líquido las puedes cubrir no sólo con beber, sino también con la alimentación.

Puedes consumir frutas de temporada como el melón, la sandía… que contienen grandes cantidades de agua y sales minerales.

Para no caer en la monotonía, puedes combinar las frutas con una ensalada, un gazpacho, espinacas…

  • Cuida tu piel tras un día bajo el sol

Una vez, que el sol se haya ido,  tu cuerpo sigue teniendo la necesidad de protegerse.

Las cremas hidratantes y reparadoras son tu mejor aliado.

Sobre todo, aquellas que contienen propiedades para combatir el paso de la edad.

Los tratamientos reparadores, en aquellos casos en que la piel se ve más afectada otorgan a la piel una apariencia tersa y brillante.

Otro gran compañero del sol,  es el alóe vera sus componentes son muy recomendables para las temporadas veraniegas.

Crema solar: como elegirla y usarla

Para elegir el factor de protección solar adecuado a la hora de comprar una crema solar, debes tener en cuenta factores como:

  • Quién lo va a utilizar: bebés, niños, adultos o ancianos.
  • Tipo de piel: seca, grasa, con acné, piel blanca, piel oscura…
  • Zona de aplicación: cara, hombros, piernas…
  • Hora de exposición.
  • Índice ultravioleta: marca la intensidad de la radiación solar.

Las zonas más sensibles al sol son: la nariz, orejas, hombros, nuca y los pies.

¡Extrema la precaución en esas zonas!

Otro factor a tener muy en cuenta en este punto es el SPF (Factor de Protección Solar) de la crema.

La protección mínima debería ser de 30 SPF, para asegurar la correcta protección de tu piel y en el caso de niños o tener la piel clara, el factor aconsejable es el de 50.  Recuerda que tu piel es muy frágil.

Además, puedes prevenir futuras complicaciones y enfermedades como:

  • Cáncer de piel.
  • Envejecimiento de la piel.
  • Quemaduras solares.
  • Herpes labial.
  • Acné.

En cuanto a su aplicación, aplica la crema 30 minutos antes de salir de casa como comentábamos.

Además, vuelve a ponerte la crema cada dos horas y después de cada baño.

Protege a los niños, adolescentes y ancianos del sol

Una mala exposición al sol, especialmente durante las horas “punta”, es muy dañina y perjudicial para la salud.

Pero sobre todo, en niños, adolescentes y ancianos.

Su piel es más frágil que la de los adultos y además, no suelen aplicarse protección solar por sí mismos.

Por ello, resulta imprescindible comprar protectores específicos para cada uno y educarlos en la protección solar.

Ya que su piel, es diferentes a la de los adultos.

Asimismo, se deben seguir las recomendaciones anteriores sobre: hidratación, alimentación, vestimenta… para poder proteger el cuerpo adecuadamente bajo el sol.

En InfoFamily te ofrecemos un blog donde podrás conseguir más información sobre este tema y muchos otros para tu familia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Privacidad y Cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies