Seleccionar página

¿Qué dicen tus heces sobre tu salud?

por | Salud

El tamaño, el olor y el color de tus heces puede decir mucho sobre tu estado de salud y lo mismo ocurre con el color de la orina.

Por ello, aunque parezca desagradable, es conveniente que estés atento a cualquier cambio en tus deposiciones y sobre todo en las de tus hijos.

Desde aquí te recomendamos que si notas algo raro en tus visitas al baño, consultes al médico lo antes posible, ya que puede ahorrarte muchas dudas.

Nosotros queremos ayudarte en este tema e informarte sobre los posibles cambios que puedes sufrir a la hora de ir al baño.

El color de tus heces habla por si solo sobre el estado de salud

Por norma general, si tus heces son saludables, tendrán un color marrón común, pero no siempre es así.

Te traemos una lista de los posibles colores que pueden tener tus desechos y su significado:

  • Heces de color marrón caféEsta tonalidad se debe a la bilis segregada por el hígado e indica que estás saludable.

Generalmente, este color será el dominante y, en ciertas ocasiones, vendrá acompañado de diferentes tonalidades relacionadas con alguna patología o problema.

  • Heces de color verde: El verde aparece cuando la comida pasa demasiado rápido por tu sistema gastrointestinal y la bilis no tiene tiempo para descomponerse.

Si comes demasiadas hortalizas tus desechos pueden presentar también esta tonalidad.

  • Heces de color dorado o amarillento: Estas heces han pasado por el tracto digestivo incluso más rápido que las deposiciones con color verde.

Es muy común en bebés, que no cuentan con el sistema gastrointestinal completamente desarrollado.

  • Heces de color amarillo: Las heces de color amarillo pueden deberse a diferentes causas.

Una de ellas es el exceso de grasa que tu intestino es incapaz de digerir.

Otra causa es la giardiasis, una infección que puede provocar una diarrea de color amarilla.

La enfermedad de la celiaquía es otra causa de este síntoma, además de diversas enfermedades relacionadas con el aparato digestivo.

Por este motivo, es conveniente que si notas tus deposiciones de este color durante algún tiempo continuado acudas al médico.

  • Heces de color negro: Si tus descomposiciones aparecen de este color durante un tiempo prolongado deberías acudir al médico ya que es sinónimo de una hemorragia interna del tubo digestivo alto; es decir, en el intestino delgado o en el estómago.

 También es posible que, si tomas suplementos de hierro, tus heces se vuelvan de este color.

  • Heces de color blanco o parecidas a la arcilla: Este color indica que puedes sufrir una obstrucción hepatobiliar.

También pueden presentar este color si tomas ciertos medicamentos, consumes exceso de alcohol, tienes cáncer o tumores en el hígado, el sistema biliar o el páncreas, o si sufres de hepatitis viral.

Acude al médico si notas este color en tus heces.

  • Heces de color rojo intenso o rosado: Esta tonalidad indican hemorragias internas en el aparato digestivo bajo.

Acude al médico rápidamente si notas tus descomposiciones de este color.

  • Heces de color negro: Si tus descomposiciones aparecen de este color durante un tiempo prolongado deberías acudir al médico ya que es sinónimo de una hemorragia interna del tubo digestivo alto; es decir, en el intestino delgado o en el estómago.

 También es posible que, si tomas suplementos de hierro, tus heces se vuelvan de este color.

  • Heces de color blanco o parecidas a la arcilla: Este color indica que puedes sufrir una obstrucción hepatobiliar.

También pueden presentar este color si tomas ciertos medicamentos, consumes exceso de alcohol, tienes cáncer o tumores en el hígado, el sistema biliar o el páncreas, o si sufres de hepatitis viral.

Acude al médico si notas este color en tus heces.

  • Heces de color rojo intenso o rosado: Esta tonalidad indican hemorragias internas en el aparato digestivo bajo.

Acude al médico rápidamente si notas tus descomposiciones de este color.

La forma de tus heces te dice qué nutrientes te faltan

Por norma general, las heces suelen ser estrechas y alargadas. Lo que demuestra que estas muy bien de salud.

No obstante, hay diferentes cambios en la forma de tus descomposiciones que te indican diferentes problemas gastrointestinales.

Por ejemplo, si notas que tus deposiciones son cada vez más estrechas y reducidas, tan finas como un lápiz o una cinta, puede ser debido a algún tumor que obstruye el paso o de alguna enfermedad, como colon irritable.

Al contrario, si notas las heces más gruesas o anchas, podría deberse a un bajo tono muscular en el colon, al poco consumo de fibra, a una reducida actividad o por sufrir una deficiencia en la absorción de minerales.

Estas son las formas más comunes que puedes observar en tus deposiciones y su significado:

  • Heces en forma de bolas duras: Esta forma te indica si tomas poco líquido y poca fibra. Para lograr que sean más blandas debes optar por incluir en tu dieta más verduras y frutas.
  • Heces compuestas por fragmentos o apelotonadas: Al igual que con las bolas duras, te indica falta de fibra y líquidos, aunque no de forma tan acusada como la anterior.
  • Heces en forma de salchichas pero agrietadas: Es una forma normal, salvo que tu cuerpo te pide algo más de líquidos.
  • Heces suaves y alargadas: Son la forma óptima. Te indican que tu alimentación y tu salud gastrointestinal son buenas.
  • Heces en forma de bolas suaves con bordes bien definidos: Suelen ser formas normales si necesitas ir al baño varias veces al día.
  • Heces en forma de trozos hilachados y sin forma definida: Te muestra que andas descompuesto y es posible que, más adelante, tengas diarrea.
  • Heces líquidas, sin nada sólido: Esto es sinónimo de diarrea, que puede ser provocada por diversos problemas como, por ejemplo, una infección.

Debes hidratarte a menudo ya que tu cuerpo expulsa mucha agua para depurarse.

  • Heces con forma suave pero pegajosa: Esto indica que tu cuerpo no absorbe bien las grasas porque la deposición es excesivamente oleosa.

La pancreatitis crónica es una enfermedad que puede ocasionar este tipo de desechos.

El olor de tus heces te dice si sufres alguna enfermedad

Las bacterias que se encuentran en el intestino son las responsables del mal olor y de los gases que desprenden tus descomposiciones.

El olor normal de las heces no es nada agradable, pero puede darte muchas pistas de tu estado de salud.

Este, puede variar según lo que comas o bebas y será más intenso cuantos más químicos te metas al cuerpo.

Por norma general, no tendrás cambios significativos en este punto, pero existen enfermedades que cambian el olor de tus deposiciones, como enfermedades celíacas, la enfermedad de Crohn, pancreatitis crónica o fibrosis quística.

Por lo tanto, debes estar atento para ver si tus heces tienen un olor más intenso de lo normal durante varios días seguidos.

En InfoFamily te ofrecemos un blog donde podrás conseguir más información sobre este tema y muchos otros para tu familia.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Privacidad y Cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies