Seleccionar página

Soy veterinario, ¿Qué puedo hacer para lograr más clientes?

por | Profesionales

La relación entre el cliente y el profesional no se termina con la venta, y mucho menos en el mundo de la salud animal.

Ya que, atender y cuidar mascotas, además de ser una tarea tan gratificante como difícil, es algo que se mantiene en el tiempo.

En muchas ocasiones, los veterinarios no solo deben atender a los animales, también necesitan crear confianza y seguridad en los dueños de estas mascotas.

En este artículo, te ayudamos con algunos consejos que puedes poner en práctica en tu clínica con el fin de generar confianza y fidelidad entre los propietarios y sus mascotas.

¿Qué esperan los «clientes» de un buen veterinario?

Las personas que acuden a las clínicas veterinarias van siempre con una idea predeterminada a la consulta.

Esperan ver profesionalidad, sobriedad y elementos de valor añadido, como un trato preferencial.

Por lo tanto, escuchar y apoyar psicológicamente a los propietarios es un trabajo básico en la labor de todo veterinario.

Asimismo, ganarás un ambiente de confianza con los dueños de las mascotas.

A pesar de ello, conseguir ganar la confianza de los clientes es un trabajo duro y entregado, pero no imposible.

Por ello, para lograr que las personas confien en ti como profesional antes que en otro, es necesario que tengas dedicación, ofrezcas atención personalizada y cuentes con servicios únicos.

Así, la mayoría de los propietarios optarán por acudir a tu clínica, independientemente del precio y la ubicación, únicamente por el trato recibido.

  • Mantén un buen olor en la clínica: El aroma es muy importante a la hora de atraer y crear confianza.

Para fidelizar clientes y lograr un ambiente agradable, es importante que, a pesar de atender a un gran número de animales cada día, mantengas la sala y la clínica limpias y con olores agradables.

Esto dará un aspecto mucho más profesional a la zona. 

  • Ofrece un trato especial: En cuestión de actitud, los clientes confían recibir un trato especial y una relación cuidada y amable por parte de veterinarios y miembros de la clínica.

Estos esperan paciencia, empatía y sensibilidad tanto hacia ellos y como hacia sus animales .

Siempre con discreción y sin agobios.

  • Aprende a escuchar y hablar: Los elementos de habilidad social son básicos a la hora tratar con los clientes.

Saber escuchar y comunicar lo más eficientemente posible son dos consejos a tener en cuenta, ya que la persuasión es clave a la hora de fidelizar a la clientela.

En este punto, es importante llevarlos a cabo sin presiones y sin juzgar.

  • Da servicios únicos: Obsequia a tu público con un paquete de servicios para que ahorren.

Con él puedes hacer seguros para las mascotas de tus clientes o promocionar tarjetas cliente que les creará fidelidad son algunos consejos que puedes seguir.

  • Cuenta siempre con una lista de nombres: Aprenderte el nombre del dueño y su mascota dará una imagen muy positiva de ti y tu consulta, ya que verán que de verdad te preocupas por el bienestar del animal y del propietario.

Para concluir, es mejor apartar las caras largas y las prisas, ya que solo darás sensación de aburrimiento en el trabajo y se creará la sensación de que no te tomas en serio ni el cuidado de las mascotas ni su atención.

Ofrece un valor añadido a tu consulta veterinaria

La resolución de conflictos ocasionados por el comportamiento del animal de compañía es una parte fundamental del trabajo de cualquier veterinario y no solo el cuidado físico.

A menudo, como todo veterinario sabe, los trastornos en la conducta vienen dados por la existencia de problemas físicos o por lesiones importantes que, si no se tratan, ocasionan dolores y molestias al animal, lo que le hace alterar su conducta.

Esto ocasiona que muchos propietarios, que desconocen el motivo de este cambio en su comportamiento, sufran angustia e infelicidad cuando están ante este tipo de trastornos.

Este hecho puede resultar tan grave que, incluso, llegaría a obligar al dueño a deshacerse de su animal de compañía.

A pesar de ello, la mayoría de los clientes no suelen acercarse al veterinario cuando se presentan trastornos en la conducta de la mascota.

Esto se debe a que desconocen que tú como profesional puedes ayudar en mucho más.

La desinformación acerca de los conocimientos de los veterinarios hace que muchos propietarios no vean una posibilidad real el acercarse a la clínica.

La solución radica en que debes dar a conocer a los posibles clientes tu capacidad y conocimientos a la hora de solucionar este tipo de problemas y mostrar tus habilidades en etología.

Así, comunicarás tu capacidad para solucionar cualquier trastorno de conducta derivados de problemas de salud o, incluso, ocasionados por problemas mentales, y evitar así, soluciones drásticas por parte de los dueños.

  • Pon carteles informativos: Con un poco de imaginación puedes crear varios carteles en la clínica donde informar a los clientes sobre todos los problemas a los que puedes poner remedio.
  • Página web y Redes Sociales: Hoy en día es esencial que elabores una página web y te materialices en las Redes Sociales, con el fin de darte a conocer e informar sobre todo en lo que puedes ayudar.

Gracias a las nuevas tecnologías, llegarás a más personas y podrás ofrecer tus servicios únicos sin necesidad de que los clientes acudan a tu establecimiento.

También puedes dar la opción a tus clientes para suscribirse a tu página web y poder recibir las novedades en tus ofertas.

  • Adapta tus precios: Procura poner en la consulta o en la misma página web de tu clínica veterinaria los precios de todos los servicios que ofreces.

Esto generará confianza en tu público objetivo ya que lo primero que los clientes perciben es la transparencia.

Tampoco esta demás que adaptes tus precios a tus clientes, a la zona geográfica donde estás, a tu competencia y a la calidad de tus servicios.

  • Ofrece talleres y cursos: Para dar valor añadido a tu consulta puedes realizar cursos sobre comportamiento animal, cuidado de mascotas, etc.

Gracias a ellos tus clientes se verán más involucrados en la salud de su animal, forjarás lazos con ellos y podrás fidelizar a más propietarios.

  • Haz un seguimiento de tus clientes: La terapia de comportamiento y el seguimiento del animal es algo que los propietarios cada vez valoran más, ya que implica un esfuezo, una dedicación y una preocupación real por tu parte para alcanzar la salud y equilibrio plenos del animal.
  • Renueva tu clínica y tus servicios: Además de mantener un olor agradable en la clínica, es importante renovar a menudo las instalaciones y ofrecer a nuestros clientes todos los servicios y productos que puedan necesitar.

Recuerda, los consejos aportados por el veterinario para lograr una buena convivencia con las mascotas son esperados y muy bien recibidos, por lo que no dudes en ofrecerlos a tus clientes.

Consejos para tratar y cuidar a cada tipo de mascota

Para lograr que los dueños se sientan en manos de verdaderos profesionales y lograr establecer una confianza mutua, lo mejor es que aconsejes a tus clientes cómo tratar a sus mascotas antes de acudir al veterinario.

También es importante adaptar nuestra zona de trabajo a nuestros principales pacientes, los animales, lo que hará que sus dueños sientan que dejan a sus compañeros en buenas manos.

Te traemos unos consejos adaptados según las mascotas más comunes que se suelen ver en las clínicas veterinarias:

  • Gatos

Los felinos, animales de costumbres donde los haya, necesitan una rutina para sentirse a salvo y seguros.

Sacarles de esa rutina e ir al veterinario puede convertirse, como sabrás, en un momento nuevo muy estresante que puede repercutir, incluso, en la salud del gato.

Esta angustia que viven los animales también la sufren los propietarios que deben ver como su minino se altera entre otros animales y olores desconocidos.

Tanto es así que muchos dueños optan por no llevar a sus gatos al veterinario hasta que no existe más remedio, para así evitar estos malos momentos.

Paliar esta situación, y transmitirlo a tus clientes, es algo sencillo e, incluso, original, ya que no todas las clínicas veterinarias se preocupan por este hecho:

– Adapta tu clínicaPara conseguir que estos animales cuenten con algo más de intimidad sería apropiado que habilites una sala a parte donde atender a los felinos con más calma y sin perros u otros animales cerca.

Si trabajas en una clínica con poco espacio, lo mejor es que optes por la posibilidad de establecer un horario fijo de atención felina, con el fin de evitar que perros y gatos estén en la misma sala en el mismo momento.

Siempre es necesaria la limpieza de la consulta y de la sala de espera para eliminar distintos olores de otros animales que puedan alterar al gato.

Otra idea para lograr que los mininos se sientan más seguros es que instales difusores de feromonas en las habitaciones.

Esto hará que los gatos se sientan más tranquilos en un lugar nuevo para ellos y lleno de olores desconocidos como es la clínica veterinaria.

Ofrece información de estas mejoras a tus posibles clientes y lograrás que se sientan confiados y deseosos de acercarse a la clínica con el fin de que sus adoradas mascotas estén sanas y felices.

 – Aconseja a tus clientes sobre el transportínPara los dueños de felinos, es aconsejable recomendarles el uso de transportín a la hora de llevar al gato al veterinario.

También sería necesario que les recomendaras el lavado de aparato cada vez que introduzcan a su mascota al acudir al veterinario.

Ya que ésta generará feromonas de miedo cada vez que la trasladan en él y más adelante las olerá y no querrá volver a entrar.

Así, los dueños notarán la mejoría del animal a la hora de intentar meterle dentro del transportín.

Y, si se les recomiendas el uso de feromonas y de objetos que contengan su olor, será una experiencia mucho más agradable tanto para la mascota como para el propietario.

Una vez en la sala de espera, aconseja a los dueños que dejen el transportín en el lugar más elevado posible, sin que el gato pueda ver a otros animales.

También es aconsejable recomendarle a la persona encargada del animal que se mantenga cerca, para que su mascota se sienta más confortada gracias a su olor.

Una vez dentro de consulta, deberías desmontar el trasnportín desde arriba para proceder a revisar al minino sin obligarle a salir.

Y lo mejor sería que auscultaras y exploraras al gato desde atrás mientras éste mira a su dueño, evitando en todo lo posible la sedación, lo que dará algo más de confianza, tanto al gato como al dueño.

  • Perros

Los perros son mucho más tranquilos y confiados que los gatos, por lo que la visita al veterinario no suele ser conflictiva.

Aunque no siempre es así, ya que muchos perros desarrollan miedo patológico a estos especialistas.

El comportamiento del animal dependerá tanto de su personalidad como la educación y límites que haya recibido siendo un cachorro.

A pesar de ello, existen miles de problemas que un perro puede ocasionar en el veterinario, por lo que las recomendaciones que te traemos están pensadas para evitar conductas no deseadas:

– Tranquiliza al animal dentro de tu consulta: Muchos dueños procuran llevar a sus mascotas a las clínicas donde éstas se sienten más seguras y menos nerviosas.

Como profesional, puedes aconsejar la mejor forma de introducir al perro en la clínica, como dar paseos largos y premiar al animal cada vez que se muestre tranquilo ante un médico veterinario.

También es aconsejable que recomiendes a tus clientes acudir a revisiones médicas cada 6 meses con el fin de acostumbrar al animal y evitar futuros problemas.

Dentro de la consulta, indica a tus clientes que se mantengan tranquilos y relajados, lo que dará al perro una sensación de seguridad que lo calmará.

– Se amable y consideradoMuchas personas tratan a sus mascotas como si éstas fueran sus hijos, por lo que buscan el mejor cuidado y atención para ellas.

Esto hace que sea imprescindible que cuentes con paciencia y tranquilidad a la hora de tratar tanto a dueños como a mascotas, sobre todo a perros rebeldes y algo juguetones.

La calma y la sonrisa serán tu mejor baza para inspirar confianza y así, lograr que vuelvan.

– Premia al perroCuando el perro se porte bien procura premiarle y ofrecerle golosinas y caricias.

El propietario verá lo implicado que estás para tranquilizar y agradar a su mascota y podrás, al mismo tiempo, relajar y ofrecer una buena experiencia al can.

Ofrece consejos a tus clientesEl transportín para llevar a las razas de perros más pequeñas y más nerviosas es una buena opción a considerar para los dueños de estas.

También puedes recomendar que el perro tenga siempre una prenda con olor de su propietario para relajarle y lograr que se sienta seguro.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Privacidad y Cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies