Seleccionar página

Recomendaciones para el mejor cuidado de personas mayores en verano

por | Cuidado Familiar, Tercera Edad

Cuidar de personas mayores es una tarea que necesita dedicación todos los días del año.

Sin embargo, hay meses en que las temperaturas suben tanto que debemos poner todos nuestros esfuerzos para ofrecer un mejor cuidado a nuestros seres queridos.

El verano es la estación más calurosa de todo el año y debido a diversos factores, las personas ancianas suelen ser las más afectadas.

Para evitar trastornos como golpes de calor, deshidratación o fatiga, es importante que tomes medidas adicionales.

A continuación, desde InfoFamily te ofrecemos algunas recomendaciones para mejorar los cuidados de las personas dependientes en verano.

Ten cuidado con el sol

El sol es el enemigo número uno de las personas mayores y sobre todo en épocas tan calurosas como el verano.

Por lo tanto, es vital que protejas a esas personas que tanto quieres de los rayos UV.

Igualmente, es importante saber como preparar y proteger el cuerpo del sol.

Lo más recomendable, es evitar la exposición al sol entre las 11:00 y las 17:00 horas.

Además, durante el tiempo que la persona mayor esté fuera de casa, deberá utilizar crema solar con un factor de protección alta, ropa fresca y accesorios como gorros o gafas.

Hidratación

A medida que se va envejeciendo, las personas perdemos la capacidad de percibir los estímulos, ya sea en la piel o en las estructuras más profundas del nuestro cuerpo.

Entre ellas, la sensación de tener sed.

Por ello, resulta muy común que los mayores no pidan agua o no les guste tomarla.

Sin embargo, es un aspecto que no debemos descuidar nunca y especialmente, en épocas tan calurosas como el verano.

La deshidratación es un problema al que se enfrentan muchos mayores en esta época.

Con el calor y las altas temperaturas, nuestro cuerpo suda y pierde líquidos.

Por ello, resulta imprescindible reponernos bebiendo o consumiendo alimentos ricos en agua.

Es recomendable beber entre dos o tres litros de agua al día.

¡Hidrátate!

Evita los cambios bruscos de temperatura

También es importante evitar los cambios repentinos de temperatura.

Si la persona a tu cargo, se encuentra al aire libre, es vital que le ayudes a buscar una sombra y repose bajo ella.

Además, es importante mantener la casa fresca.

Una temperatura adecuada oscila entre los 22 y  24 grados.

Igualmente, a muchas personas mayores no les gustan los aires acondicionados.

Resulta ser algo muy común, que ocurre con la edad. Esto se debe a la perdida de tejido graso o enfermedades como la osteoporosis.

En estos casos, lo ideal es que cubras al mayor adulto con ropa abrigada para que el frío no le moleste y se sienta cómodo.

Busca ayuda en el cuidado de personas mayores

Si estas a cargo del cuidado de una persona mayor, trabajas, tienes hijos u otras responsabilidades, debes saber que una de las mejores opciones es contratar a alguien que te ayude con sus cuidados.

Hoy en día existen muchas opciones.

Las más conocidas, residencias y centros de día de la tercera edad o asistencia a domicilio.

De esta manera, podrás encargarte de tus demás responsabilidades, con la seguridad de que tu ser querido estará en manos de profesionales.

En InfoFamily te ofrecemos un blog donde podrás conseguir más información sobre este tema y muchos otros para tu familia.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Privacidad y Cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies