Seleccionar página

Salmonelosis, ¿qué es y cuáles son sus síntomas?

por | Salud

El calor hace que la salmonelosis sea una de las mayores causas de intoxicación alimentaria.

A pesar de no ser una afección que presente gravedad, sí puede causar problemas en niños, ancianos y personas inmunodeprimidas.

Por ello, queremos que conozcas mejor qué es la salmonelosis y te traemos los consejos para prevenirla y tratarla con el fin de cuidar mejor a los tuyos.

¿Qué es la salmonelosis?

La salmonelosis es una de las infecciones gastrointestinales más frecuentes.

La salmonella, causante de esta enfermedad, es un conjunto de bacterias que viven en los intestinos de animales y personas.

Este conjunto de bacterias es causante de diversas enfermedades, como las intoxicaciones alimentarias y en ocasiones, también de la fiebre tifoidea.

La salmonella, que se encuentra distribuida por todo el planeta, entra en el organismo a través de la cavidad bucal.

Es decir, es inofensiva hasta que la ingieres.

Causas de la salmonelosis

La mayoría de las personas se infectan por salmonelosis a causa de ingerir alimentos contaminados.

Estos son los alimentos que más problemas por intoxicación alimentaria crean:

  • Carne cruda: La carne cruda de ave es una de las más propensas en presentar la bacteria.

Durante el fallecimiento de estos animales la carne puede contaminarse con las heces e infectarse.

La carne de vaca, cerdo y cordero también pueden contagiarse si no se siguen las medidas higiénicas adecuadas.

  • Marisco: Si el marisco es cosechado a partir de agua contaminada puede presentar la bacteria en su organismo.
  • Huevos crudos: La bacteria se encuentra siempre en la cascara contaminada de heces.

Por ello, lo mejor es que limpies el huevo adecuadamente y cocines el alimento a altas temperaturas.

Procura también refrigerar el huevo durante los meses de calor para evitar que la bacteria prolifere.

  • Agua contaminada: Otra posibilidad de contagio es por beber o usar agua infectada en tus recetas.

No te preocupes si usas agua de grifo o embotellada, ya que ésta suele estar tratada para evitar este tipo de infecciones.

  • Frutas y verduras: Estos alimentos no contienen en sí la bacteria, pero pueden haber sido lavadas o tratadas con agua contaminada.

También cabe la posibilidad de que hayan estado en contacto con heces infectadas.

Evita la contaminación cruzada en la nevera y lava muy bien cualquier alimento antes de consumirlo.

Muchos de estos productos han sido contaminados previamente por el contacto con heces infectadas por la bacteria.

Por ello, te recomendamos que cocines muy bien estos alimentos, además de limpiarlos a conciencia, para evitar cualquier posible intoxicación, ya que la bacteria muere a altas temperaturas.

¿Cómo sé si tengo salmonelosis?

Una vez que la ingieres, la bacteria pasa al tubo digestivo que la absorbe.

En la mayoría de los casos, la salmonelosis solo provoca infección intestinal y no supera el resto de mecanismos defensivos del cuerpo.

Los síntomas de la salmonelosis comienzan a presentarse entre 8 y 48 horas tras el contacto con la bacteria.

Sabrás si sufres de salmonelosis si notas estos síntomas tras ingerir un alimento sospechoso:

  • Diarrea
  • Fiebre con escalofríos
  • Dolor abdominal
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor muscular
  • Sangre en las heces (ocasionalmente)

La diarrea podría durar desde 2 a 7 días y la fiebre no debería sobrepasar las 48 horas.

Si estos síntomas perduran más, es conveniente que acudas al médico.

Qué hacer para curar y prevenir la salmonelosis

Recuerda que existe un grupo de riesgo más propenso a complicaciones por infección de salmonella, los niños, ancianos y personas inmunodeprimidas.

Estas personas pueden contagiarse por ingerir la bacteria y ésta puede llegar a propasar las defensas del cuerpo infectando el resto de tejidos.

Ante esto, lo mejor es prevenir la infección, por lo que sigue estas recomendaciones para evitar el contagio:

Lávate las manos después de:

  • Ir al baño.
  • Cambiar un pañal.
  • Tocar reptiles o aves.
  • Manipular carnes crudas.
  • Limpiar las heces de cualquier animal.

También debes evitar la contaminación cruzada que suele ocurrir en el frigorífico al juntar alimentos crudos con verduras o frutas.

  • Usa dos tablas de cortar, unas para carnes y otra para frutas y verduras.
  • Guarda las carnes y las verduras separadas en la nevera.
  • Limpiar todos los recipientes que hayan tocado carnes crudas.

Evita también comer cualquier alimento de origen animal crudo o sin pasteurizar.

Si sospechas que sufres de salmonella acude a tu especialista para que realice un cultivo de heces.

Al confirmarse que sufres salmonelosis es muy posible que te recuperes sin tratamiento, aunque es conveniente que te rehidrates adecuadamente.

Si la infección se vuelve más severa, tu médico puede recetarte antidiarreicos o antibióticos.

Estos últimos se suelen recetar si el médico sospecha que la bacteria ha entrado en el torrente sanguíneo.

En casa procura seguir estos consejos para mejorar tu salud y recuperarte lo antes posible:

  • Aliméntate de líquidos: Durante las primeras etapas de la infección procura ingerir sólo alimentos líquidos por la diarrea y los vómitos.

Evita cualquier comida sólida y los lácteos, que podrían empeorar la diarrea.

  • Dieta blanda: Tras las primeras etapas, puedes comenzar a incluir alimentos sólidos, tales como patatas hervidas, zanahoria, pollo hervido o asado, etc.

Son alimentos astringentes que evitan el empeoramiento del mal estomacal.

Hasta que te encuentres totalmente bien no incluyas leche, alimentos picantes o grasos en tu dieta.

Puedes realizar una dieta específica para recuperarte lo antes posible y, gracias a nuestro blog, podrás mantenerte informado de todo lo relacionado con tu salud y la de los tuyos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Privacidad y Cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies