Seleccionar página

Diferencias en los síntomas de un infarto entre hombres y mujeres

por | Salud

Según la OMS, la Organicación Mundial de la Salud, la cardiopatía isquémica es la principal causa de fallecimiento en el planeta. Es decir, el infarto.

Una enfermedad causada de las arterias coronarias producida por la acumulación de grasas y de linfocitos, células inflamatorias.

Esta enfermedad, viene dado por múltiples factores que afectan de diferente manera tanto a hombres como a mujeres.

Es decir, los síntomas de un infarto no son iguales en hombres y en mujeres.

En este artículo te ayudamos a reconocer los factores de riesgo, sus síntomas y también las diferencias que existen entre ambos sexos para poder actuar lo más rápidamente posible.

¿Qué es un infarto?

Se le denomina infarto a la necrosis isquémica de un órgano; es decir, la muerte de un tejido por falta de sangre y oxígeno, generalmente por obstrucción de las arterias que lo irrigan.

Existen varios tipos de infartos en diferentes órganos del cuerpo.

Los cuatro órganos donde se presenta más comúnmente esta dolencia son:

En el corazón, que se manifiesta como infarto agudo de miocardio y es uno de los más comunes.

En el cerebro, donde podemos sufrir diferentes tipos de infartos cerebrales, cuyos nombres dependen de su gravedad, y suelen ser también los más habituales.

En el intestino, suele requerir cirugía para extirpar la parte del intestino necrosada y frecuentemente cuenta con un buen pronóstico si se trata adecuadamente.

Por último el infarto en el riñón, que suele confundirse con un cólico renal y es poco frecuente.

Sigue leyendo si quieres descubrir cuales son los factores de riesgo y síntomas de un infarto.

Factores de riesgo para sufrir un infarto en hombres y mujeres

El pronóstico de un infarto de miocardio suele ser más grave en mujeres que en hombres.

Tanto es así que mueren más féminas antes de llegar al hospital y su pronóstico en la hospitalización suele ser peor cuando se trata de síntomas de un infarto.

Una de las causas de este porcentaje es que, al tener síntomas más atípicos que los varones, las mujeres suelen consultar más tarde y, por consiguiente, son diagnosticadas con más retraso.

Para evitar este problema, te traemos un listado de los posibles factores de riesgo para hombres y mujeres más conocidos, y algunos no tanto, que podrían desencadenar un infarto.

  • La edad

Cualquier persona de cualquier edad puede sufrir un infarto pero, para los hombres, el riesgo de sufrir una obstrucción en cualquier órgano se incrementa notablemente a partir de los 45 años.

Para las mujeres, esta causa comienza a ser un factor de riesgo a partir de los 65 años, por lo que, desde esa edad, conviene mantener un cuidado y control específicos para evitar sufrir esta afección.

  • Problemas de encías

Las caries y los problemas en las encías, como la enfermedad periodontal, pueden llegar a ser una amenaza para el corazón.

Tanto es así que las personas con problemas en las encías cuentan con un 25% más de posibilidades de sufrir un infarto de miocardio con respecto a las personas con las encías sanas.

  • Alimentación grasa

El exceso de aceite, grasas saturadas y azúcar es un claro factor que incrementa enormemente las posibilidades de sufrir un infarto.

Por eso, es recomendable evitar estos alimentos.

  • Ansiedad

Miles de mujeres menores de 55 años suelen ser erróneamente diagnosticadas de ansiedad cuando sufren los síntomas de un pre-infarto.

Los médicos suelen diagnosticar una media de siete veces más inapropiadamente a estas mujeres que a los hombres.

A pesar de ello, la ansiedad recurrente y el estrés son factores que pueden desencadenar en un infarto, por lo que siempre es conveniente controlar estos dos aspectos.

  • Antibióticos

Los antibióticos que contienen azitromicina son causantes de implementar el riesgo de personas con antecedentes cardíacos a sufrir un infarto.

Por lo que, si necesitas tomar estos medicamentos y cuentas con antecedentes familiares, lo mejor es hablar con tu médico.

  • Jabones antibacterianos

Muchos de estos productos de limpieza cuentan con Triclosan, un compuesto químico que, al usarse frecuentemente puede dañar los tejidos del corazón provocar enfermedades cardiovasculares.

Por lo tanto, debes tener mucho cuidado con estos productos.

  • Comer mucho pescado y marisco

Es bien sabido los beneficios de incluir en nuestra dieta pescado y marisco por los minerales y las grasas saludables que aportan.

Sin embargo, su alto contenido en mercurio puede aumentar el riesgo de sufrir un ataque al corazón ya que aumenta el nivel de cortisol en el cuerpo.

Por lo que, si sufres de problemas del corazón, es mejor alejarse de los alimentos con más mercurio, como el atún, el pez espada, la caballa y el tiburón.

  • Alimentos en conserva

Estos alimentos, además de estar plagados de sal, contienen bisfenol A (o BPA), un químico que altera la producción normal de hormonas y altera los latidos del corazón hasta volverlos irregulares.

  • Contaminación

Las personas que viven en regiones con altas temperaturas y mucha contaminación sufren más problemas de pulmón y corazón.

Las partículas se acumulan en las arterias y pueden llegar a obstruir las venas, lo que incrementa el riesgo de infartos y apoplejía.

Síntomas de un infarto en mujeres y hombres

Como los factores de riesgo, los síntomas de un infarto son diferentes entre ambos sexos y es importante saber reconocerlos a tiempo y acudir enseguida a un especialista.

Estos son los síntomas de un infarto más comunes entre hombres y mujeres:

Mareos:

Este factor afecta por igual a ambos sexos ya que ciertos mareos suelen ser síntomas de un posible infarto de miocardio.

Si notas que el corazón late de forma inusual, más rápido o más despacio, y además notas mareos y nauseas consulta rápidamente a un especialista, sobre todo si existen perdidas de consciencia o antecedentes.

Sudor frío:

Una sudoración repentina y fría puede ser señal de infarto tanto en hombres como en mujeres, pero suele ser algo más común en los primeros.

Esta traspiración excesiva, que es mucho más recurrente que el clásico dolor en el pecho, puede ser clave para detectar un infarto antes de que se produzca y acudir al médico lo antes posible.

Dolores en la parte superior de la espalda:

Este síntoma se da más común entre las mujeres.

Dificultades al respirar, dolor o presión en la parte baja del pecho o en la zona superior del abdomen, desmayos, mareos e incluso vómitos y la presión en la parte alta de la espalda son síntomas que toda mujer debe tener en cuenta ante un posible infarto.

Dolor en el pecho:

El síntoma clásico de un infarto es más recurrente en hombres que en mujeres, y la sensación suele ser como si un gran peso presionara en el pecho.

Dolor de mandíbula:

Curiosamente, el dolor en la mandíbula es uno de los primeros síntomas en mujeres que van a sufrir un infarto.

Este signo de advertencia puede aparecer gradualmente o de forma espontánea y no debería obviarse.

Si viene acompañado de otros síntomas o existen antecedentes y si el dolor es tan agudo como para alterar nuestro sueño y rutina, lo mejor es consultar a un especialista.

Dificultad para respirar:

Un síntoma muy frecuente en mujeres que están a punto de sufrir un infarto y que aparece repentinamente junto al dolor agudo de pecho.

Si el dolor de pecho, las dificultades al respirar, la sudoración fría y excesiva, los mareos y la fatiga extrema inusual aparecen sin previo aviso y sin causa aparente, lo mejor es que acudas lo antes posible a tu médico.

 

Desde InfoFamily queremos darte la información, sobre la cardiopatía y todo lo relacionado con ella para que puedas reconocer los síntomas de un infarto en cualquier momento.

Si cuentas con antecedentes o tienes a tu cargo alguna persona que ha vivido un infarto, te ayudamos a estar al día de la salud de esta persona y te informamos de cual es la mejor forma para cuidarla gracias al blog InfoFamily.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Privacidad y Cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies