Seleccionar página

Viajar con tu mascota, ¿cómo hacerlo?

por | Mascotas

Viajar es un placer, pero más si lo haces acompañado de tu mascota.

No dejes a tu compañero en casa, sobre todo si piensas pasar mucho tiempo fuera de ella, y disfruta la experiencia de viajar con tu mascota.

Saber dónde ir, cómo ir y qué necesitarás durante el viaje es necesario a la hora de emprender una aventura con tu animal.

Para ello, queremos darte las claves para que puedas viajar con tu mascota y disfrutar de ella todo el tiempo posible.

¡Convierte a tu compañero de vida en tu compañero de viajes!

¿Qué tienes que saber para viajar con tu mascota?

Recuerda que, antes de viajar con tu mascota, debes tener claras ciertas cuestiones para realizar un viaje tranquilo y sin complicaciones.

Existen miles de puntos que debes tener en cuenta a la hora de realizar un viaje con tu animal, y nosotros queremos aclararte las cuestiones más importantes.

Papeles en regla: Es conveniente que, ya sea para salir al extranjero como para viajar por el país, tengas los papeles del animal en regla.

Cada país pide diferentes condiciones, por lo que lo ideal es consultar con las autoridades del destino por estos requisitos con el fin de saber qué tipo de documentos necesitas y evitar futuras complicaciones. 

De todos modos, en los países dentro de la Unión Europea continental sólo es necesario el Pasaporte Europeo y la cartilla sanitaria, ambos expedidos por tu veterinario.

En él,  aparecerán las vacunas actualizadas y las desparasitaciones.

Vacunas necesarias: Tanto si vas a viajar con tu mascota en tu país, como si sales hacia el extranjero, debes informarte muy bien de las vacunas obligatorias para animales en el lugar de destino.

Ten en cuenta que la vacuna antirábica es imprescindible a la hora de viajar casi a cualquier país.

Incluso entre comunidades autónomas.

Por lo que, no dudes en consultar con tu veterinario sobre las vacunas, los recuerdos y el calendario vacunacional de tu animal.

Medio de transporte: No es lo mismo viajar con tu mascota en la comodidad de tu coche, que hacerlo en autobús, tren, avión o cualquier otro transporte.

Es importante que tengas en cuenta cada una de las posibilidades y todas sus ventajas y desventajas, que aclararemos en el siguiente apartado.

Visita al veterinario: No viene mal que, además de consultar al especialista sobre el calendario vacunacional para perros o gatos, te informes sobre todos los papeles necesarios a presentar a la hora de viajar.

Estancia: Busca hoteles, albergues o cualquier tipo de residencia que permitan la opción de albergar a tu mascota.

No tendrás problema en encontrar lugares de residencia donde dormir con tu animal.

Pero recuerda que es importante llamar al establecimiento para consultar directamente las condiciones de llevar una mascota y evitar así mal entendidos.

Actividades que hacer con tu mascota: Tanto si tienes un gato acostumbrado a salir a la calle, como si cuentas con un perro, tienes miles de opciones y actividades a realizar con ellos.

Solo necesitas informarte sobre el lugar que quieres visitar y buscar opciones de todo tipo. Existen parques acuáticos para perros, restaurantes que permiten mascotas, etc.

Recuerda que siempre es más sencillo realizar con tu macota un viaje rural a la naturaleza, pero no tendrás problemas si decides ir con tu animal a ciudades dentro o fuera de España.

Solo necesitas informarte muy bien sobre el sitio que vas a visitar.

Formas de viajar con tu mascota

Llegar al lugar de destino es quizás la parte más dura de cualquier viaje con un animal, por lo que nosotros te traemos una lista de los posibles transportes que puedes utilizar.

Elige el que más te convenga a ti y a tu mascota y comienza vuestra aventura sin miedo:

Coche

Transportar a un gato en coche es relativamente sencillo, ya que solo necesitas el transportin, comida y agua.

Coloca el transportín en el asiento trasero del coche y bien anclado con el cinturón de seguridad.

Aunque asegúrate que realice sus necesidades antes de salir e igualmente, procura que no sea un viaje muy largo.

Con el perro es conveniente que cuentes con un espacio destinado a él en el maletero y cuentes con rejas entre este espacio y los asientos traseros.

Así lograrás que tu perro no pueda pasar a los asientos de los pasajeros y no molestará al resto de viajeros ni interferirá en su seguridad.

Tanto si tienes un perro pequeño como si cuentas con uno grande, puedes optar por el uso de un transportín, al igual que con el gato.

Si tu animal es pequeño deposita el trasportín a los pies de los asientos traseros y si es grande, déjalo en el maletero, pegado a los respaldos de los asientos.

Recuerda que no debes darle de comer al perro justo antes del viaje y es conveniente mantener ventilado el automóvil, con el fin de evitar disgustos si el animal se marea.

Si es un viaje largo y sobre todo  en verano, no te olvides de hidratarle muy bien y descansar cada dos horas, estacionando el vehículo y dando un paseo al animal.

Os vendrá estupendamente a los dos.

Avión: Ten en cuenta que la mayoría de las compañías low cost no admiten viajes con mascotas, por lo que si deseas que tu animal te acompañe a los viajes, deberás invertir algo más de dinero.

También recuerda que, si vas con un perro, deberás consultar las condiciones de cada aerolínea, ya que muchas limitan la entrada de animales de más de 8 kilos de peso (incluido el peso del transportín) dentro de cabina.

Por ello, los perros de mayor tamaño deben viajar en bodega, algo bastante incómodo para el animal.

Recuerda siempre indicar que viajas con mascota al comprar el billete y consultar con la aerolínea todas las normas y condiciones.

Debes tener todos los papeles en regla, saber si tiene y dónde tiene colocado el microchip tu animal e igualmente llevar a tu mascota en un transportín adecuado.

Y no te olvides del coste adicional que supone llevar una mascota en cualquier línea aérea.

Barco: Al no existir una normativa específica, cada compañía pone sus condiciones.

Por lo tanto, debes consultar las condiciones de transporte, peso… antes de embarcarte con tu animal.

Por norma general, los perros y gatos viajarán en transportines o casetas destinadas para animales de compañía en algún lugar del barco protegido y ventilado.

Igualmente, es posible que tengas la opción de visitar a tu mascota en algún momento del viaje.

Transporte público: Al igual que ocurre con el avión, los trenes y autobuses cuentan con políticas que limitan el acceso a animales de cierta envergadura.

Por ejemplo, algunas compañías ferroviarias limitan el peso a 10 kilos, por lo que siempre debes consultar las compañías y sus condiciones antes de lanzarte a la aventura.

Tanto si llevas a tu gato como a tu perro, es necesario el uso de un transportín y, en el caso de los trenes, el resto de viajeros deben de estar conformes para que pueda subir el animal en cabina.

Recuerda que el importe del billete será de un 25% sobre el importe normal, a no ser que compres un billete preferente o superior, con el cual tu mascota viajará gratis.

En el caso de los autobuses tu mascota deberá ir en las bodegas obligatoriamente, salvo que se trate de un perro guía.

Por lo tanto, se convierte en el medio de transporte menos cómodo para tu animal.

Si no tienes otra opción, más que viajar de esta forma, deberás presentarte 15 minutos antes de la salida, con tu mascota en su trasportín y colocarla donde el conductor te indique.

En cualquier caso, te recordamos que siempre antes de cualquier viaje consultes con las compañía con la que quieres viajar y preguntes todas las condiciones y normativas con respecto a viajar con tu mascota.

¿Qué puedo hacer si no quiero viajar con mi mascota?

Si no quieres o no puedes viajar con tu mascota debes dejarla en las mejores manos.

Una opción es encontrar a alguna persona de confianza que se encargue de cuidar y mantener a tu animal durante ese período.

Pero, si esa opción no es posible, exiten varias alternativas que seguramente encajen con tus necesidades:

  • Hoteles para perros o residencias caninas: Estos centros también pueden albergar gatos y pueden ser una opción a considerar a la hora de realizar un viaje.

Consulta las condiciones, fotos, homologaciones y comentarios de otros usuarios de diferentes residencias para decidirte por la opción más apropiada para ti y tu mascota.

  • Cuidadores puntuales: Esta idea se ha ido desarrollando durante algunos años.

Con ello muchas personas pueden contactar con algún cuidador puntual que atienda a sus mascotas por una compensación económica.

Gracias a esto tu mascota disfrutará de paseos y atenciones personalizadas, o si es un gato, mantenimiento y atención diaria.

Así, si tienes un perro o gato poco sociables les harás la transición mucho más amena y sencilla que optando por una residencia donde tendrá que convivir durante un tiempo con más mascotas.

Gracias a InfoFamily podrás mantenerte al día de todo lo que ocurre con tu mascota y sus necesidades.

Conoce mejor a tu animal gracias a nuestro blog e infórmate sobre los mejores cuidados para tu mejor amigo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Privacidad y Cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies