Seleccionar página

¿Cómo sé si mi gato está enfermo y qué puedo hacer?

por | Mascotas

Es muy difícil que un gato se ponga enfermo, pero los actuales reyes de internet no son invulnerables, por lo que conocer los síntomas y comportamientos que indican que algo no va bien es clave para tener a nuestra mascota feliz y sana.

Si tienes un gatito en casa, desde  InfoFamily te damos algunas facilidades para darle el mejor cuidado posible a tu felino y descubrir si tu gato sufre o no una enfermedad.

Comportamientos que indican que tu gato está enfermo

Los siguientes comportamientos pueden ser indictivos a la hora de saber si tu felino esta enfermo.

  • Es más perezoso de lo normal

Los gatos en sí son animales tranquilos y relajados.

Suelen dormir una media de entre 12 y 16 horas al día, por lo que no es poco habitual encontrar a nuestro compañero tumbado bajo un rayo de sol o dentro de una caja.

Cada gato es un mundo, por lo que nadie mejor que tu para saber si tu minino se comporta o no de la forma habitual.

En algunos casos, si notas que tu compañero se mueve muy poco, evita el juego, anda decaído y procura no corretear, pueden ser síntoma de algún problema como la artritis.

  • Arcadas constantes sin vómito

Los felinos se acicalan continuamente, lo que provoca que ingieran grandes cantidades de pelo y puede ocasionarles vómitos.

Por lo tanto, que tu gato vomite de vez en cuando puede resultar el pan de cada día.

El problema viene cuando tu mascota sufre arcadas constantes sin vómito alguno.

Esto, puede ser un indicador de que tiene algo atascado en el esófago, en el intestino o incluso puede ser síntoma de alguna enfermedad renal.

Por ello, resulta conveniente acudir a un veterinario en estos casos, para evitar futuras complicaciones.

  • Cambios en su alimentación

Los gatos en general suelen tener problemas con el agua, y no nos referimos a los temidos baños.

Para que tu mascota mantenga su óptimo nivel de hidratación, es conveniente que beba a menudo agua.

Por ello, si ves que ni la prueba, a pesar de estar limpia y fresca, puede ser una muy mala señal.

Lo mismo ocurre cuando el minino evita alimentarse, ya que el problema puede ser por náuseas o algún problema renal.

Por el contrario, si tu gato vacía el bebedero en un abrir y cerrar de ojos, es posible que sufra diabetes o cualquier otra patología, por lo que es necesario acudir a un especialista sin demora.

  • Aliento fétido o dulzón

Si algún gato os ha bostezado en la cara alguna vez sabéis a lo que nos referimos cuando decimos que el aliento de los gatos no suele ser, por norma general, plato de buen gusto.

Pero, hay circunstancias que pueden alterar el aliento de vuestra mascota y volverlo mucho menos soportable, lo que podrían significar problemas dentales o renales.

A pesar de ello, lo grave viene cuando su aliento se vuelve afrutado y dulzón, ya que esto podría manifestar una diabetes en tu mascota.

Si esto sucediese, te recomiendo acudir rápidamente al veterinario.

  • No se acicala

Los felinos cuentan con tres acciones básicas a lo largo del día: comer, dormir y acicalarse.

Esta última es muy importante ya que les permite lucir un pelo limpio, librarse de parásitos y eliminar posibles olores que puedan atraer a depredadores.

Desde muy pequeños aprenden, gracias a su madre y al instinto, esta acción tan básica para su supervivencia.

Sin embargo, hay ocasiones en las que pierden las fuerzas para llevarla a cabo, lo que puede significar estrés o artritis en tu gatito.

  • Alteraciones en sus deposiciones 

Que las heces sean muy líquidas de manera habitual puede significar infecciones intestinales o presencia de parásitos.

Sobre todo, si tu mascota es propensa a dar paseos por la calle.

Si tu gato pasa dos días sin defecar es urgente que acudas al veterinario ya que puede suponer una obstrucción intestinal.

La orina también es importante a la hora de identificar diferentes dolencias en tu minino.

Vigila si tu felino orina más o menos frecuentemente de lo habitual o si lo hace fuera de la arena, ya que son conductas inhabituales.

Igualmente, si tu compañero tiene una orina rojiza, es mejor acudir al veterinario de inmediato.

  • Controla el peso

Subidas y bajadas de peso rápidas y constantes no son nunca buena señal.

Si notas que tu felino adelgaza en extremidades y tiene la tripa hinchada, te recomiendo acudir a un especialista para ver de que se trata.

  • Cambios en su agilidad

Los gatos son criaturas ágiles y dinámicas.

Por ello, si ves que tu minino está más torpe de lo normal, inclina la cabeza hacia un lado o está desorientado, es mejor ver al veterinario para descartar o no alguna posible enfermedad.

Desde InfoFamily te recomendamos que, para asegúrate de tener un compañero sano y activo, lo mejor es siempre revisar su comportamiento, vigilar si tiene fiebre, viendo si tiene el hocico seco y caliente, y cuidar la alimentación.

Suscríbete al blog y descubre todo esto y mucho más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Privacidad y Cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies