Seleccionar página

10 Consejos de alimentación para niños mayores de 3 años

por | Familia

La alimentación para niños mayores de tres años no varía mucho con el tiempo.

Si tienes un hijo o hija mayor de tres años, es muy posible que su alimentación sea muy similar a la tuya, salvo en algunos puntos.

Aprende con InfoFamily algunos consejos para que tu pequeño siga una dieta sana y equilibrada y evita que desarrolle manías con la comida.

Ya que es posible que todavía sigas introduciendo nuevos sabores y alimentos a su menú.

Recuerda que entre los 3 y los 6 años de edad, tu hijo requerirá un aporte de nutrientes alto y variado y sus necesidades energéticas durante este periodo aumentarán notablemente.

Esto se debe a qué está en plena etapa de crecimiento y al gran gasto de energía que requiere.

Por lo tanto, ten presente qué alimentos son necesarios e imprescindibles incluir en la dieta de tu pequeño.

Los mejores alimentos para que tu hijo crezca sano

Las proteínas durante estos años, un nutriente esencial para su crecimiento, deben ser de alta calidad y abundantes.

Por lo que no dudes en incluir pescado y carnes magras en su dieta.

No olvides tampoco inculcar a tu pequeño la rutina de tomar un desayuno completo que incluya fruta, algún lácteo e hidratos de carbono.

A medida que tu niño crezca, la posibilidad de sumar ingredientes al menú aumenta.

Lo único que debes tener en cuenta es el evitar incluir el pan integral en la dieta de tu hijo a muy temprana edad, ya que podría irritarle el intestino.

A pesar de ello, ten presente que la fibra es muy necesaria, por lo que deberá obtenerla por otros medios.

Incluye, por lo tanto, verduras y frutas diariamente a sus platos para lograr un buen aporte de fibra.

No te olvides tampoco de los tubérculos y las legumbres, que deben estar presentes en la dieta de tu niño.

Podrás incluir en su dieta el grano integral a partir de los cinco o seis años.

Sigue con una rutina de dieta variada y equilibrada y no dudes en consultar a un especialista sobre qué menú es el más adecuado para tu hijo.

10 Consejos de alimentación para tu hijo

1- No fuerces a tu hijo a comer: Al igual que ocurre cuando es pequeño, no debes obligarle a comer si no quiere.

Tampoco es recomendable que le retires la comida y se la guardes para la siguiente comida.

Ya que así solo lograrás crearle una aversión a ese plato casi de por vida.

Nuestro consejo es que motives a comer al pequeño, con el refuerzo positivo.

Si es un alimento que no le convence mucho procura incluir en el menú otro plato que le guste mucho y le instes a acabarse el que no le agrada para empezar con el otro.

Eso sí, si no se lo termina no le des el plato que le gusta; es mejor que no le ofrezcas más alimentos hasta la próxima comida.

Otro consejo es no obligarle a terminar su plato.

Si el pequeño no quiere seguir comiendo debes dejar que escuche a su sensación de saciedad para que en un futuro no coma de más.

2- La comida debe ser un momento de placer: Huye de la televisión, las distracciones y los malos ambientes.

Para crear una experiencia enriquecedora y agradable, lo mejor es que prediques con el ejemplo y busques un ambiente tranquilo y distendido en la mesa.

3- Diversión moderada en la mesa: Además de un ambiente agradable, la diversión es otra manera de lograr una buena experiencia con la comida.

Este método es muy eficaz si tu hijo es aún muy pequeño.

Con algún juego o animación puedes ayudar a tu niño a comer y a disfrutar con la comida si ésta, en principio, no le atrae demasiado.

Eso sí, procura que la diversión no se desmadre y acabe todo tirado por el suelo. Todo pasatiempo está bien, pero en su justa medida.

4- Conoce el menú del colegio: No todos los niños comen en el colegio pero, si el tuyo sí lo hace, lo mejor es que completes en casa la comida del colegio.

Es decir, si en el colegio ponen, por ejemplo, arroz, pescado y una pieza de fruta, deberías incluir en la cena alguna ensalada, un poco de pan, algo de carne y un lácteo.

5- Que no se salte el desayuno: Los niños que no desayunan tiene más probabilidades de sufrir sobrepeso en un futuro, además de mermar su concentración.

El desayuno es, por lo tanto, casi la comida más importante del día, ya que aporta a tu niño el alimento para que rinda en clase toda la mañana.

Recuerda que debes incluir el 25% de las necesidades nutricionales de tu hijo en la primera comida del día, por lo que ésta debería estar compuesta por lácteos, frutas, carbohidratos y proteínas.

6- Procura que coma más carne que pescado: Este consejo puede ampliarse también a ti.

Aunque se piense que es más saludable el pescado que la carne, lo cierto es que todo producto del mar contiene cierta cantidad de mercurio que, en exceso, es muy perjudicial para cualquiera, incluido tu hijo.

Incluye cinco raciones de carne a la semana y tres de pescado, alternando entre pescado azul y blanco, para una dieta completa.

7- Evita las frituras: Es un consejo que conviene recordarse.

Cuando existe poco tiempo y hay muchas personas en casa, es muy tentador optar por el método de cocción más sencillo y rápido, que suele ser la fritura.

Como alternativa, puedes probar a realizar las comidas a la plancha o hervidas.

Esta elaboración es mucho más saludable, evita que los niños creen dependencia a los alimentos grasos y son rápidos y sencillos de hacer.

8- No te olvides del agua: Huye de los zumos y los batidos, a no ser que los hayas hecho tú… y con moderación.

Estas bebídas estan plagadas de azúcar y libres de la fibra que contienen las piezas de fruta enteras.

Por lo tanto, la mejor opción es el agua.

Siempre que tu hijo tenga sed, dale éste preciado líquido antes que cualquier otra cosa.

9- Ofrécele variedad de comida para que elija: Por ejemplo, para las proteínas, no estaría mal preguntarle si prefiere pollo o pavo o si, en el caso de las verduras, opta por pimientos en vez de por el calabacín.

De esta manera, darás voz y voto a tu pequeño, además se sentirá más seguro y más independiente.

10- No pongas siempre dulces de postre: Si tu hijo piensa que el mejor plato de la comida es el postre, no valorará de la misma manera la patata del primero y el pescado del segundo.

Por ello, no des siempre un dulce de postre a tu niño y varía en el tercer plato para que aprecie todos los alimentos por igual.

Con estos consejos conseguirás que tu hijo aprenda a comer y a comportarse correctamente en la mesa.

InfoFamily te quiere ayudar a lograr una completa alimentación para toda la familia, tanto para tu hijo mayor o menor de 3 años o como para tu  tu bebé lactante.

Sigue nuestro blog para informarte sobre todo lo relacionado a la alimentación de tu hijo, tenga la edad que tenga, y únete al Club InfoFamily para ser el mejor en el cuidado de tu familia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Privacidad y Cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies