Seleccionar página

La leche artificial; cuando usarla y sus beneficios

por | Cuidado Familiar, Familia

Toda madre vive en algún momento de su maternidad la gran duda ¿Alimento a mi hijo con leche artificial o con leche materna?

Ahora que eres madre debes saber que existen varios motivos que pueden llevarte a decidir no dar el pecho a tu hijo, ya sean físicos, médicos o psicológicos.

Puede que tu bebé nunca llegue a cogerse de tu pecho por el esfuerzo que supone o es posible que tú sufras dolores al darle de mamar.

Es importante que sepas que toda manera de alimentar a tu pequeño es válida y respetable, por lo que siempre debes sentirte bien a la hora de dar de comer a tu bebé.

Si todavía no has decidido qué método usar para dar de comer a tu pequeño, o estás pensando en una forma de alimentación mixta, nosotros te ayudamos.

Sigue leyendo para aclarar tus dudas con respecto a la lactancia artificial y la materna y descubre las ventajas y desventajas de esta primera opción.

¿Qué es la leche artificial?

La también llamada leche de fórmula es una buena alternativa cuando dar el pecho no es posible por diversos motivos.

Este alimento es una leche de vaca modificada que intenta parecerse lo máximo posible a la leche materna.

Es decir, la leche artificial cuenta con nutrientes propios de la leche materna para que tu bebé obtenga todos los beneficios de la lactancia.

La única diferencia que existe actualmente es la imposibilidad de añadir la función inmunológica a la fórmula.

Esto es, las defensas que se encuentran naturalmente en la leche materna no pueden introducirse en la artificial.

En el mercado existen tres tipos de leche artificial y todas ellas pueden combinarse con la lactancia materna:

Fórmula de inicio: Tiene el número 1 tras el nombre comercial. Debes dar esta leche a tu bebé hasta sus 6 primeros meses.

Fórmula de continuación: Esta leche artificial cuenta con el número 2 tras el nombre comercial y puedes dársela a tu hijo hasta los 18 meses.

Fórmula de crecimiento: Esta última fórmula es seguida del número 3 y es opcional. Ofrécesela a tu pequeño hasta que cumpla los tres años.

Los pros y contras del biberón y la leche artificial

Muchas madres pueden llegar a ser detractoras de la leche artificial por diferentes mitos y rumores que escuchan.

Es cierto que la leche materna, extraída mediante el sacaleches, puedes dársela también mediante el biberón, pero la mayoría de las tomas de un bebé a través de este método suelen ser de leche artificial.

Nosotros queremos traerte una lista de las ventajas y desventajas de la leche de fórmula para que puedas decidir qué tipo de alimentación quieres para tu niño:

Ventajas de la leche artificial:

  • Tu bebé tardará más en digerirla por lo que tendrá mayor sensación de saciedad y los periodos entre tomas serán más largos.
  • Sabrás exactamente cuanta leche ha tomado.
  • Gracias a esta fórmula podrás tener más libertad y procurar la alimentación de tu hijo a otra persona.
  • El destete será más cómodo y rápido.
  • Es una excelente alternativa a algunos casos, como enfermedades, tratamientos médicos, problemas en la madre o el bebé, etc.
  • Existen además miles de tipos de leches de fórmulas indicados para cada necesidad o problema del recién nacido.
  • Al usar esta fórmula no necesitas preocuparte de tu alimentación ni de los tratamientos médicos para alimentar a tu bebé.

Desventajas de la leche artificial:

 

  • Su principal desventaja es su falta de propiedades inmunológicas, únicas en la leche materna: Ningún anticuerpo propio de la lactancia tradicional se encuentra en la leche de fórmula.
  • Al ser una digestión más pesada tu bebé puede sufrir cólicos o estreñimiento.
  • Necesitas una inversión mayor de dinero por todos los materiales necesarios, como el propio producto o los biberones.
  • Debes invertir también más tiempo: prepararla, calentarla, probar su temperatura, etc.

Dale a tu bebé el biberón de la mejor manera posible

Para que tu hijo reciba la leche de la mejor forma posible, te traemos unas recomendaciones a la hora de darle el biberón que pueden ayudarte.

  • Desinféctalo todo: Antes de que tu pequeño comience a meterse todo en la boca debido a la salida de sus dientes de leche, es conveniente que limpies y desinfectes todo a la perfección.
  • Lávate las manos: Antes de comenzar a preparar la fórmula, es mejor tener una buena higiene, sobre todo si tu hijo es aún muy pequeño.
  • Almacenamiento adecuado: Evita guardar la leche artificial por más de 24 horas y siempre en un recipiente hermético dentro del frigorífico.
  • Dosis justa: Procura preparar el producto con la dosis exacta de leche en polvo y agua, cuyas medidas vendrán en el envase del producto.
  • Sostén la cabeza de tu hijo: A la hora de darle el biberón, procura sostener firmemente al bebé con el brazo izquierdo si eres diestra y roza con la tetina la boca y la mejilla del niño.
  • Que beba lo que necesite: Tu pequeño te mostrará cuándo se ha llenado o si quiere más.

Sea cual sea tu forma de alimentar a tu bebé, sigue a InfoFamily para mantenerte al día sobre cómo cuidar a tu pequeño y a tu familia.

En el blog de InfoFamily encontraras noticias desde cómo alimentar a tu bebé menor de un año hasta el modo de enseñar a tu hijo a andar o escribir.

¡Descubrelo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Privacidad y Cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies